Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2009

Momentum: Bettie Serveert - "Palomine" (1992) / "Lamprey" (1995)

Imagen
Al igual que por las caras B, las canciones inéditas, las maquetas y, en general, todo lo que tenga una historia curiosa detrás o esté en mayor o menor medida oculto, tengo también debilidad por los discos malditos; esos que suelen tener una nota media discreta cuando se valora la discografía de un artista, que siempre están a la sombra de otro trabajo que se considera su obra magna, que no se entendieron en su momento. En muchas ocasiones no son valorados a la baja por su calidad musical sino por su desafortunada situación espacio/tiempo, por lo que habitualmente, entendidos fuera de su contexto histórico (cuando caen en tus manos sin referencias) o comprendiendo ese contexto con la perspectiva de los años, puede estimarse su peso de otra manera.

Para muchos, todo lo que ha brotado de Bettie Serveertdurante casi veinte años ha crecido a la sombra de su debut, Palomine(1992), tal fue su impacto, unánimemente positivo. En las críticas que se hacen de sus discos posteriores se suele ca…

Imperdible: Lisa Germano - "Slide" (1998)

Imagen
Todos los años, conforme avanza septiembre, me sorprende una sensación angustiosa deslizándose despacio como un reptil. Ese vuelco del estómago propio del primer día de curso escolar, temor mezclado con nostalgia, frío en los huesos temprano por la mañana. En esta época del año, si se tienen que producir cambios, la ansiedad durmiente no te permite cerrar los ojos por la noche; si todo va a seguir igual, te deprime la sensación de repetición y la idea del paso del tiempo en balde. Preso de esa sensación familiar, quizás buscando mentalmente un refugio cálido en lugar de algo frívolo que me entretuviera para olvidar, me he acordado esta mañana del Slide (1998) de Lisa Germano.
"Gran parte de lo que oyes en los discos de Lisa es a alguien que no tiene barreras emocionales, ninguno de los filtros que habitualmente tiene la mayoría de la gente para protegerse y/o aislarse del mundo que les rodea. Es un don que tiene, increíblemente maravilloso. Me encanta su contraste; letras oscurís…