Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2010

Minutos: Paseos 2010 (y 3ª Parte)

Imagen
Descoser, mirar, comprender. Las últimas ocho composiciones de esta extraña lista que me he sacado de la manga y con la que Picadura de Abeja cierra el año 2010. Feliz año.

Nina Nastasia – 'Treehouse Song' (On Leaving, 2006)


Se cruzó en mi camino esta canción de Nina Nastasia en un momento en el que sus palabras encajaban exactamente con una situación que se acababa de esfumar. Jugando con el concepto de la casa en el árbol, narra la cegadora sensación de comodidad y acomodamiento que uno encuentra en la vida doméstica compartida, mientras se debilita todo lo demás. La brisa que recorre las estrofas crea remolinos de hojas secas en el estribillo con el añadido del piano. “Cada noche te prometía / que bajaríamos a ver a los amigos que conocimos una vez / pero cada noche me inventaba una excusa / y nunca me bajé del tejado”.

Best Coast – 'Our Deal' (Crazy For You, 2010)


Creo que si a varias webs musicales se les dio justamente esta canción meses antes de que se publicara el d…

Minutos: Paseos 2010 (2ª Parte)

Imagen
La segunda tanda de los Paseos de 2010. Acabando los de la última parte para mañana me doy cuenta de que quizás sea una sutileza, pero esto acaba siendo un diario personal.

Owen Pallett – 'A Man With No Ankles' (A Swedish Love Story, 2010)


Pallett escribió esta canción al respecto de lo absurdo de darle vueltas a las cosas en busca de la perfección, a riesgo de perder la espontaneidad y la frescura primeriza, pero con versos como “En algún lugar entre la ventana y la puerta / me acordé de lo que era jugar, jugar, jugar” y el optimismo contagiado de nostalgia de todo lo que suena, bien puede aplicarse también a esas ocasiones en las que nos ponemos demasiados obstáculos en la vida diaria y deberíamos dejarnos un poco más en paz.

Extraperlo – 'Noche en la Montaña' (Desayuno Continental, 2009)


Lo de bailar con el corazón en la boca adquiere en el ambiente nocturno y tristón de este tema un significado literal y conmovedor. Sigo volviendo a esos versos que resumen tan bien la i…

Minutos: Paseos 2010 (1ª Parte)

Imagen
Mezclando sin complejos canciones aparecidas este año, descubrimientos añejos (que para uno pertenecen al año que los descubre, ¿no?) o temas que no han significado algo para mí hasta hace nada a pesar de conocerlos, Paseos (ferrocarriles, bicicletas, metros, pasos en círculos en un comedor; diablos, pasos en círculos en sueños) es una lista que desverlaré en tres partes hasta fin de año, sin un orden particular, que incluye esos momentos musicales que han sido pequeñas obsesiones durante los últimos doce meses. Huellas que definen lo que ha sido mi año, en definitiva.

Beach House – 'Walk in the Park'(Teen Dream, 2010)

¿Alguna vez habéis tenido la sensación de olvidaros progresivamente de los detalles de algo a base de acudir a su recuerdo con demasiada frecuencia? Es paradójico. Es como creer que estás coloreando sobre un folio sin darte cuenta de que lo que frotas sobre el papel es una goma, hasta que se hace un agujero. La comodidad que uno encuentra en pasar tiempo con alegr…

Imperdible: Vivian Girls – “Everything Goes Wrong” (2009)

Imagen
De haberse publicado en 2010, el segundo álbum de Vivian Girlshubiera figurado entre mis tres discos del año, poniendo el contrapunto agreste a la solemnidad de los que considero los otros ganadores: Beach House y Owen Pallett. Al fin y al cabo, yo descubrí Everything Goes Wrong en julio; las chicas actuaban en Barcelona a finales de ese mes y, poco a poco, la vaga idea de “a lo mejor” asistir se fue convirtiendo en un “cuánto falta” a base de escuchar repetidamente la sesión que grabaron para Daytrotter –una selección de cuatro versiones lustrosas de su cancionero que si se publicara oficialmente figuraría en su discografía como uno de sus mejores EP’s. La verdadera naturaleza de la banda, alejada de la engañosa nitidez de esa sesión y envilecida en alta tensión eléctrica, me la despacharon estupendamente en ese concierto. Everything Goes Wrong me recuerda inevitablemente a cierta euforia estival, a los últimos viajes en metro y a los primeros en bicicleta (ese es el orden, aunque p…

Minutos: The Go-Betweens - 'Bachelor Kisses' (1984)

Imagen
Hace dos días, topé con esta canción al hacerme con varios singles y EP's de The Go-Betweens, prácticamente todos los que publicaron entre 1978 y 1988, con la intención de conocer un poco más su trayectoria. Hacerlo a partir de los singles es una buena manera; tienes un acercamiento a lo que pretendieron ser canciones potenciales de los discos y acceso a gemas que fueron relegadas a cara b. Escuché varios aleatoriamente, haciéndome una idea del pop más saltarín de sus inicios bajo las chispas de la aguja del reproductor de vinilo y detectando claramente como a mediados de los ochenta su artesanía pop se volvía más depurada y atizaba corazones con la madurez conmovedora que tan bien dominarían ya en el largo 16 Lovers Lane (1988).

"Volvíamos de pasar las navidades en Nueva York, habiendo perdido a nuestra compañía de discos (Rough Trade) por el camino. Escribí la canción en inmigración, cuando me negaron entrar en el Reino Unido. La primera persona que la escuchó fue mi herman…

Por el atajo: Moonshake – “First EP” (1991)

Imagen
La primera vez que escuché una canción de Moonshake acabé aturdido; angustiado y pegajoso de sudor, como si me encontrara atrapado en un atasco en plena urbe, metido en un coche sin ventanillas en agosto y los sonidos de cada pequeña cosa vieran aumentados sus decibelios hasta gritarte en la cara. Una fábula monstruosa en la que los edificios, el leve retumbo del suelo al paso del metro, el automatismo apresurado de la vida diaria, el click-clack del intermitente, el imperceptible zumbido de la bombilla de un semáforo… todo ello te provocaría una psicosis extrema y reveladora que acabaría por aterrorizarte.

La música de Moonshake no siempre tuvo esta característica; es más bien una cualidad que fue adquiriendo a base de pequeñas mutaciones, pero en sus dos últimos álbumes la voz de David Callahan (voz, guitarra, samplers) ya podía considerarse la mejor emisaria de la intranquilidad y el desconsuelo propios del fin del siglo XX, y su música un reflejo de la confusa vorágine de las gra…

Imperdible: The Sugarcubes - "Life's Too Good" (1988)

Imagen
Entre los vinilos y cassettes que había por casa cuando era pequeño, en muchos casos no teníamos los discos que se consideran clásicos indiscutibles de cada uno de los artistas: de Patti Smith estaba Radio Ethiopia pero no Horses; de The B-52's teníamos Wild Planet pero no el disco homónimo; teníamos Pretenders II pero no Pretenders; teníamos incluso un disco de Vangelis que a nadie le importa y que a mí me gusta mucho, See You Later (ahí está 'Memories of Green', que acabó en la banda sonora de Blade Runner). En cierta manera, era algo bueno porque tú no sabías que eran discos difíciles de digerir, decepcionantes o directamente malos. Los recibías sin ninguna referencia y dependía de ti convertirlos en clásicos. 
De The Sugarcubes, la banda que sirvió de tarjeta de presentación mundial a Björk (voz), teníamos Here Today, Tomorrow, Next Week! (1989). Pasaba una cosa extraña; cuando metían la cinta de cassette en la radio del coche por la cara A se aceleraba durante la pri…

Imperdible: Sebadoh - "Bakesale" (1994)

Imagen
La percepción del tiempo, conforme creces, se hace más y más extraña. Su paso no solo se vuelve progresivamente más veloz –algo además irreversible- sino que a causa de ello lo vivido parece simultáneamente cercano y a años luz. Hoy me acordaba de cuando me compré este disco de Sebadoh; era 1999. Que entonces tuviera quince años aún acentúa más el hecho de que me parezcan los dibujos de humo de la vida de otra persona. Veo a ese chaval retraído, al que la peluquera del pueblo cortaba el pelo a máquina aunque lo odiaba, que se afeitaba con agua fría porque nadie le había dicho cómo hacerlo y se iba con la cara cortada al instituto cada cuatro días, demasiado asustado como para hablar (vaya, eso no ha cambiado demasiado según se mire). Recuerdo mirar fotos de sexo y no tenerlo, y comprar discos cuando solo había podido escuchar una canción en un sample o en un video-clip en Sputnik.
Encontré Bakesale en una tienda que hace mucho que no existe. Fue todo un acontecimiento cuando la abrie…