Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2011

Minutos: Julie Doiron - 'Blue' (2009)

Imagen
Estoy viendo como un señor le saca fotos a su hijo, que hace muecas y posturas en esta aburrida sala de espera del aeropuerto. El niño debe tener unos seis años y lleva las botas más grandes que jamás he visto puestas a uno de su edad; es como si le hubieran tallado en madera y a la altura de las rodillas se hubieran cansado, dejándole las piernas tres veces más gruesas desde ahí hasta los pies. Aún con los auriculares puestos, puedo oír su desacomplejada risa por encima de la música mientras escribo. Yo solía ser así, lo recuerdo; no me importaba en absoluto que la atención de cualquiera recayera sobre mí, hasta que en algún momento eso cambió y empecé a esconderme, a disculparme y a pedir perdón por estar ahí, fuera donde fuera.

Cuando me quedaba muy poco para abandonar el fin del mundo hoy -una preciosa manera de llamar al frío severo que ha hecho en Copenhague-, un monólogo interior y latente se ha convertido en un diálogo exterior, y eso siempre es un alivio al que sigue una traic…

Minutos: Josh Rouse – ‘Camping in Copenhagen’ (2000)

Imagen
No creo que jamás deje de comprar discos, pero la persistencia de las nuevas tecnologías y el fervor por lo digital acaba contagiándote por mucho que seas de vieja escuela y te empeñes en romantizar con la idea de descubrir música como solías hacerlo hace apenas cinco años. Los CD's grabables, sin ir más lejos, nunca me han parecido más inútiles. Una bonita actividad artesana que he perdido en el camino a causa de ello es la de crear recopilatorios de rarezas y caras b; todo un proceso que iba desde la localización en alta calidad de todo tipo de grabación recóndita de un artista, la ordenación cronológica de todo, grabación de CD-R, creación de portadas y libretos e impresión satinada en la copistería. Como regalo espontáneo para amigos era algo especial y muy resultón, ya que a poca gente he conocido que tenga la devoción y la paciencia para rastrear rarezas de esa manera por mucho que le guste la música de alguien.

Preparando uno de esos recopilatorios con destinatario, hará má…

Imperdible: PJ Harvey – “Is This Desire?” (1998)

Imagen
Recuerdo cuando en un programa de televisión de hace un tiempo pedían a los personajes entrevistados que dijeran una imagen de silencio con la que despedir a los espectadores. Para mí el deseo sería una preciosa imagen muda. Un alboroto interior pero con el volumen a cero. La respiración de alguien que a oscuras aún no se ha dormido; el suave sube y baja de su tórax bajo una sábana visto a través de un cristal grueso. La configuración del significado de “deseo” que se ha labrado en mi subconsciente durante estos años tiene pellizcos de impaciencia y ansia, ensoñación y secretismo, confianza y tormento. Habrá contribuido a ello verlo escrito en la interrogación que titula este disco de PJ Harvey: “¿Es esto deseo?”. Esa pregunta, formulada a uno mismo, denota una confusión espeluznante. No es simplemente querer poner nombre a sensaciones desconocidas, es también sorprenderse de que la parte emocionante del deseo tenga un reverso tan insoportable y molesto. En este trabajo esos entresijo…

Por el atajo: Undershakers - "Sola" (1997)

Imagen
El año pasado, la organización del festival Primavera Sound le propuso a los habituales de su foro que –con vistas a la edición de 2011- empezaran a proponer nombres de grupos que les gustaría ver en un hipotético escenario del que ellos mismos decidirían la programación. Si bien a posteriori la idea no pudo cuajar según esas exactas coordenadas (no hay escenario forero), la organización hizo todo lo posible por conseguir que estuvieran presentes la mayoría de propuestas que habían obtenido más votos. Entre ellas, apareció una tímida y curiosa: ver a Nosoträsh –que no publican disco desde 2005- tocando íntegramente la que se considera su obra más personal y conseguida, Popemas (2002). Podía parecer algo azaroso en los tiempos de don’t look back que estamos viviendo, pero el hecho es que la idea caló y acabará materializándose en mayo en el Fórum.

Compañeras generacionales en la época en la que surgieron, compatriotas asturianas, eran Undershakers. Reseñar este ep que publicaron en 199…

Minutos: Smog - 'I Break Horses (Peel Session Version)' (1997)

Imagen
Lo que me sucede con las voces femeninas desde la infancia –fascinación de las de mirada de ciervo- siempre ha sido algo tan natural que solo empecé a pensar en si sería raro cuando me lo destacaba alguien, o cuando se burlaban (si admiras a mujeres eres más mariquita), o cuando se confirmaban los nombres del cartel de un festival y me descubría desilusionado porque apenas había grupos de chicas; cosas así. Por supuesto no me agradan todas y por supuesto su género no es sinónimo de talento. Pero por cada voz masculina que me gusta, deben gustarme unas quince de mujer; me atrae enormemente la sensibilidad de su trabajo. Dicho esto y como contrapartida, cuando me tienta la voz de un hombre, lo hace de veras. Las que me gustan suelen ser voces graves y profundas, quizás por la calidez que puedo palpar en ellas cuando surcan aguas sosegadas, o la excitante imposición implícita cuando suben el tono; o simplemente porque es el tipo de voz que me gustaría tener. Voces como la de Bill Callaha…