Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2011

Al Revés: Nosoträsh - "Migas: 1996-1998"

Imagen
A los trece años, empezando a descubrir el grunge y el indie rock, dejando atrás a heroinas del pop de masas por excelencia y a grupos de pop-rock disfrazados de verité pero descafeinados y de vergüenza ajena, tiene uno (tuve yo) esa tonta e inmadura sensación de que a partir de entonces debe guardar las apariencias: ruido y guitarras eléctricas, y lo demás es una mierda o una ñoñada. Pero seguía teniendo mi corazoncito y cuando las chicas de clase que querían impresionar a los mozos que escuchaban Offspring y Molotov me pedían -cintas vírgenes en mano- que les grabara "música fuerte" de la manera más oportunista y menos movida por la misma música que haya visto jamás, les llenaba las cintas de canciones melódicas de Elastica, Hole o Nirvana, porque en el fondo quería que les gustara, que se interesasen. Ni hace falta decir que a los dos días ya estaban correteando pasillo abajo en busca de otra cosa, según había soplado el viento.

Cuando al poco me junté con un amigo y emp…

Minutos: Daniel Johnston - 'Some Things Last a Long Time' (1990)

Imagen
Las palabras me atraen; es obvio por mi afición a la escritura de prosa y letras de canciones. Me atraen como objetos, me gusta que sean combinadas de manera que configuren texturas e imágenes mesuradamente coloristas en mi mente. Métrica, fonética, rítmica. Concisión, ni extremadamente críptica ni banal. Suelen gustarme más los juegos, los jeroglíficos a los que acabas asignando significado porque la solución aparece en el periódico de mañana, el que nunca compras. Pero de vez en cuando topas con alguien que hace un uso sublime del lenguaje conversacional más claro y que con ello te agarra con más fuerza de la que lo hará jamás un recortable dadá.

Un pequeño hilo de casualidades recorre la fascinación que me produce a día de hoy -que no deja de sonar en bucle en mi cabeza desde esta mañana- este tema de Daniel Johnstoncompuesto a medias con Jad Fair. Hará un mes me compré Devotion, de Beach House, y la primera mañana que lo escuché entero me sorprendió una canción llamada 'Some T…

Minutos: Thelemáticos - 'No Te Entiendo' (2007)

Imagen
Esto va a ser breve, y es que al fin y al cabo la canción dura apenas un minuto.

Andaba el otro día por casa, protagonizando el típico sketch de apresurado recién salido de la ducha, con los pies medio mojados y la toalla encima de donde no debería dejarse, buscando las gafas -de las que siempre me deshago en un lugar distinto poniendo a prueba mi creciente ceguera y mi menguante capacidad retentiva- y vigilando el aleatorio del reproductor de música, en el que siempre saltan canciones que tienen un volumen extremadamente alto cuando estoy debajo del agua, enervándome al pensar en los vecinos.

Debía estar poniéndome un calcetín cuando empezaron a sonar esas notas de guitarra en espiral de 'No Te Entiendo', un tema del primer EPde Thelemáticos, de cuando aún eran una formación bicolor (Sergio Pérez, Thelemático Rosa; Nacho Estrada, Thelemático Verde). Como digo, fue apenas un minuto configurado además con lo mínimo: la mencionada guitarra, la batería reducida a un pum-pam y es…

Minutos: Camera Obscura - 'Let's Go Bowling' (2001)

Imagen
Cuando Camera Obscura empezaron a tener una repercusión notable en nuestro país y se dispararon como resortes las acusaciones de ser unos sucedáneos segundones de sus paisanos Belle & Sebastian, yo no sabía de qué se estaba hablando (ni me importaba), porque apenas conocía a Belle & Sebastian. Lo que sí que sabía es que la voz de Traceyanne Campbell, esa voz frágil que iba rompiendo pequeños hilos de sirope en la garganta conforme el aire salía y daba forma a las palabras, me tocó hondo muy rápidamente cuando les descubrí gracias a la reiterada programación del videoclip de ‘Eighties Fan’.

Mi maniobra con ellos fue la mía habitual al investigar a un grupo nuevo: consultar su discografía y hacerme primero con rarezas y caras b de los singles. ‘Let’s Go Bowling’ lo es y no lo es: fue originalmente el reverso del single de la mencionada ‘Eighties Fan’, pero cuando Elefant Records editó su primer disco en nuestro país ya entrados en 2002 (Biggest Bluest Hi-Fihabía aparecido el año …

Momentum: Christina Rosenvinge - "Foreign Land" (2002) / "Continental 62" (2006)

Imagen
Como la aguja enhebrada que se abre paso pinchando a un lado y otro de la tela, Christina Rosenvinge aparecía y desaparecía de mi vida, pero iba haciendo. A los cinco años, 'El Souvenir' hizo que insistiera hasta que me compraron El Ángel y el Diablo (1989), de Álex & Christina, en cinta de casete. Debí olvidarme rápido de ella al ver en TVE1 el concierto que dio Madonna en Barcelona en 1990. Cuando mi padre cumplió los veintiséis, unos amigos le regalaron en vinilo Que Me Parta Un Rayo (1992), un disco que al romperse el matrimonio él se dejó en nuestra casa y escuchamos una buena temporada, cuando mi madre no se ponía a limpiar con 'Entre Dos Tierras' de Héroes del Silencio.

Este tipo de memorias -los sombreros y la lycra del principio; la chaqueta de cuero y las alusiones a los bares, los puñales y las serpientes en versos lapidarios ("Voy en un coche que robé anoche") de después-, en vez de ser ilustrativas de lo que es una de las evoluciones más epat…

Tarde o temprano: Christina Rosenvinge - "La Joven Dolores" (2011)

Imagen
(*Nota: Esta reseña la escribí como encargo para la sección Disco del Mes del número 13 de la revista I Like Magazine, que no llegó a aparecer. Mañana exploraremos los dos discos que personalmente considero clave de Christina Rosenvinge).


Hacia finales de 2008, en la gira de presentación de Tu Labio Superior, Christina Rosenvinge parecía haber conciliado todas las versiones de sí misma. En su set podía barajar y revisar canciones de los Subterráneos, de su etapa neoyorkina y de la actual sin que nada pareciera rechinar. De muchas maneras, su regreso a España en 2005 marcó la cumbre de una aventura que parecía enfilar su curso en círculo. El éxodo la estimuló para dar forma a sus trabajos más arrojados hasta la fecha: empezó con la exploración del rol de delicada cantante europea que veía Lee Ranaldo en ella para Frozen Pool (2001), permaneció desnuda bajo una lluvia noir sujetando canciones de Foreign Land (2002) en cada mano y maduró esa picazón experimental de manera excelsa en Cont…