Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2011

Minutos: My Bloody Valentine - 10 canciones que no están en "Loveless"

Imagen
Y llegó el año 2000, y empezaron las revisiones de lo mejor de la década pasada. En los diez primeros puestos de las listas de discos destacados de los noventa se repetían nombres en las publicaciones especializadas: Massive Attack, PJ Harvey, Nirvana, Beck, Björk, Tricky. My Bloody Valentine: Loveless (1991). Estaba en todas las listas. Fui a la biblioteca y cogí ese cd de portada fucsia flamante y otro que también se había llevado lo suyo en los repasos, Bandwagonesque de Teenage Fanclub, publicado también en 1991. Esa vez y otra en que me llevé A Kiss in a Dreamhouse de Siouxsie and the Banshees fueron las únicas que cogí prestados CD's de la biblioteca, por algún motivo.

No entendí Loveless ni todos los halagos que llevaba recibiendo durante casi diez años, ahora ya veinte. Su retorcido tobogán de magma y luz, sus fotogramas de imágenes encendidas y disueltas en aguarrás me descolocaron; no conecté con su abstracción. Kevin Shields (voz, guitarras, sampler) prácticamente enlo…

El despiece: Mazzy Star

Imagen
'She Hangs Brightly', una obsesión hecha canción hecha obsesión. Línea de bajo que serpentea en círculo, guitarras de recorrido fugaz y fantasmal, jergón de batería y teclado concupiscente en el que bien podría recostarse Jim Morrison y que encierra, de manera más abreviada, una oscuridad de intenciones que no anda lejos de piezas del cantante de The Doors como 'The End'. Cuando me di cuenta de lo que significaban los primeros versos, que en principio me parecían plasmar una simple pero magistral imagen visual, me quedé helado, pero también empezaron a repetirse en mi cabeza en bucle; irresistibles, inquietantes: "Ella cuelga del árbol, resplandeciente / se pregunta qué es lo que me ha hecho / soy el ganador del juego / ven y mírame / mira cómo me vengo abajo".Hope Sandoval (voz, armónica, percusión) toma el papel masculino en un cruel juego de manejo emocional sobre otra persona que acaba llevándola al límite más escalofriante, la horca. Una venganza impuls…

Minutos: Galaxie 500 - 'Final Day' (1990)

Imagen
En tiempos difíciles, lo superficial nos irrita por caprichosamente absurdo y el enfado y la intranquilidad nos devuelven escupidos al sentimiento nihilista y, por proximidad, tremendista. Hay muchos tipos de crisis e innumerables canciones que, de manera bastante explícita u obvia, tratan sobre ellas; pienso en el reflejo de malestar en las composiciones de la primera hornada de punk británico a mediados de los años setenta o en la sorna ("Oferta, demanda, valores en alza / suben y bajan, acciones de banca / (...) Crimen, robo, extorsión, rapto / atraco, violación, adulterio, herpes / (...) Guerra, misiles, bombas, torpedos / Crisis") de una canción que nos toca más de cerca, titulada justamente 'Crisis', del disco Canciones Profanas (1983) de Dinarama + Alaska.

Capturar el sentimiento de fondo, que no deja de ser de tristeza y decepción ante unas circunstancias adversas e injustas que tiran de ti en círculos como el desagüe absorbe el agua, es un tanto que solo se…