Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2012

Minutos: Friends - 'I'm His Girl' (2011)

Imagen
He tenido una semana que muchos calificarían de clara tendencia homosexual, nos pongamos como nos pongamos: así la tildarían según los tópicos, teniendo en cuenta que he estado escuchando el último disco de Najwa de manera bastante insistente (otro día explicaré qué me ha parecido Donde Rugen Los Volcanes y por qué me ha reconciliado con aspectos puntuales de la producción musical de Nimri que me habían gustado tiempo atrás) y con un ojo puesto en las proyecciones de la filmografía de Pedro Almodóvar que han empezado hace nada en la Filmoteca de Catalunya. Subyugado por tales placeres he llegado al sábado, un mal día para actualizar porque es de sabiduría popular que cualquier blog tiene más visitas entre semana y durante la jornada laboral (pero qué diablos). 
La cuestión es que me he tomado unos minutos para echar un vistazo a los horarios -laberínticos como siempre- de ese Primavera Sound que está al caer y al que tan poca atención anticipada he prestado este año. Sonando de fondo…

Imperdible: Garbage - "Garbage" (1995)

Imagen
La toma de conciencia de la verdadera identidad de los reyes magos, en mi caso, fue relativamente tardía. A los nueve o diez años aún estaba ahí-ahí, intentando aferrarme a lo bonito de creer que había algo más. No es que fuera tonto. Lo mismo que cuando empezaron a salirme los primeros pelos en el bigote era reacio a afeitarme, por pudor y porque significaba aceptar que crecía, lo de los reyes -y otras historias como la del ratoncito Pérez- es de algún modo lo mismo. Te desvelan un primer misterio y a partir de ahí empiezas a entender cómo funciona la vida adulta y todas sus trampas. 
El caso es que una vez revelada la verdad, la magia fue reemplazada por la más brusca realidad. Y ahí estaba yo, con mi madre, mis tíos y su presupuesto en pesetas unos días antes de la Navidad de 1996 (doce años tenía yo), subiendo las escaleras de Discos Satchmo para comprar en mi presencia todos los cd's que había listado. Cayeron todos los publicados por PJ Harvey hasta entonces menos uno que y…

Tarde o temprano: Islaja - "Keraaminen Pää" (2010)

Imagen
Como en cualquier ejercicio artístico, en el juego de la composición musical pesa la intención del artista pero no más que otros factores como el entorno o el azar, elementos con tal poder insospechado que las propias canciones pueden convertirse en resolutivas quimeras que saben (y por lo tanto exigen) qué necesitan comer, qué es lo que quieren de su creador. La finlandesa Merja Kokkonen, el pálido rostro de Islaja, se tomó su tiempo y se paseó por tres continentes durante tres años, tiempo durante el cual los temas de Keraaminen Pää (“Cabeza de cerámica” en finés) fueron arrastrando a su paso con pequeños trozos de metralla y espuma marina hasta darle a su chasis el encofrado necesario. Aún así, escribiendo con las manos heladas mientras escucho de nuevo el disco, no puedo dejar de pensar que estas canciones estaban solo medio-entusiasmadas de dar vueltas por el mundo y por eso se emperraron en recoger solo bonitos cascotes que les remitieran al clima que realmente añoraban: el gél…

Minutos: Cristina Lliso en ocho piezas

Imagen
"Vuelve". Hasta hace unos días esa palabra hubiera sido una súplica acorralada entre signos de admiración -acompañada de un "por favor"- cada vez que cruzaba mi mente Cristina Lliso. "¿Por qué llevará callada, ausente tantos años?". Es una alegría poder decir hoy que Cristina vuelve, en presente de indicativo, aunque queden unas semanas para que su retorno discográfico sea algo oficial. La noticia ha sido algo discreta hasta ahora; yo, sin ir más lejos, me enteré por un casual, aunque uno de esos que pareció ser dirigido por los astros: hace unos doce días, sonó su voz en un viaje en coche y volví a pensar en su ausencia. Este fin de semana, buscando un enlace en Spotify de otro tema suyo que quería que escuchara la misma persona que me acompañaba ese día en la carretera, me di cuenta de que había tres canciones fechadas en 2012 y firmadas con su nombre por primera vez. Tuve que parpadear incrédulo dos veces, hasta que di con una recién estrenada página