Entradas

Mostrando entradas de julio, 2016

Caso abierto: Veruca Salt - "Eight Arms To Hold You" (1997)

Imagen
Quien más, quien menos, recordará el violento y peligrosísimo temporal de lluvia y viento que arrasó, un domingo por la noche, con el Festival de Benicàssim de 1997. Desde casa, el primer verano que pasaba seriamente enganchado a Radio 3 y con la mala costumbre de anticiparme montando portadas de corta y pega, escuchaba con tristeza las crónicas del desastre en vez de estar borrando cintas de cualquier cosa para grabar los conciertos que no llegaron a celebrarse. Había mucha incertidumbre sobre el alcance de los daños físicos y materiales, y con la tragedia del camping de Biescas fresca en la memoria del verano anterior -alimentada por la impúdica tendencia sensacionalista de nuestra televisión-, atender el parte radiofónico tenía un punto escabroso y aterrador en una noche negra de verano.
Pasadas las diez de la noche, el escenario Maravillas se vino abajo durante la actuación de los escoceses Urusei Yatsura (tan voluntariosos como insensatos: hay que verlo) y dejó por imposibles lo…

Caso abierto: Echobelly - "People Are Expensive" (2001)

Imagen
Mayo de 2001. Sonya-Aurora Madan (voz) empieza la ronda de entrevistas promocionales que deberían servir para publicitar la salida del primer disco de Echobelly en cuatro años; un margen que jamás se hubieran permitido en su cumbre de popularidad, allí donde les auparon los gases de la risa del britpop más lleno de gracia. En 2001, a Sonya le mencionan la escena de la que fue bandera, pero no como antes. Ahora le hablan de esa etapa comprendida entre 1994 y 1997 como si Gran Bretaña hubiese tenido una edad del pavo de lo más tonta, aniquilada por las Spice Girls, los músicos que se juntaron con Tony Blair delante de la prensa, la saturación de bandas repetidas y mediocres en el mercado y la inevitable implosión de esa autoimportancia patriótica que los medios se encargaron de hinchar y que los músicos terminaron haciendo suya; algunos convencidos, otros por oportunismo. Liam Gallagher cantaba que iban a vivir para siempre, pero hacerlo cabalgando esa ola de ímpetu cada vez más artifi…