Entradas

El despiece: Earwig

Imagen
Asomaba el verano de 1987 y, mientras My Bloody Valentine agotaban su etapa de jangle pop inocentón con un ruido confuso de fondo, el dúo británico A.R. Kane daba con una combinación de elementos que inspiraría a numerosas bandas en los siguientes cinco años y definiría todo un género. En los tres temas del EP Lollita transportaban la música que se había venido calificando como etérea hasta una dimensión tormentosa, descarnadamente violenta. Títulos como 'El sadomasoquismo es indispensable' o 'El coleccionista de mariposas' añadían incomodidad a un cuadro eléctrico que ya apuntaba a la obsesión y a la claustrofobia, pero la misma 'Lollita' era un despliegue de contrastes -como si Sade Adu contagiase de jazz y melancolía a los Cocteau Twins de 'Love's Easy Tears'- cuyo colofón era la irrupción de una guitarra que explotaba súbitamente después de la lumbre acústica. Rudy Tambala, mitad de A.R. Kane, contaba que fue causal; estaban componiéndola y le …

Tarde o temprano: Juliana Hatfield - "Made in China" (2005)

Imagen
Hace una semana, Stereogum nos sorprendía con un extenso artículo, al estilo de los que se estructuran como una observación del antes y el ahora, sobre los artistas que pusieron la ciudad de Boston en el mapa del pop-rock alternativo al principio de la década de los 90, aprovechando que muchos de ellos -Buffalo Tom, Evan Dando, Letters to Cleo, Belly- actuaron juntos recientemente en un concierto benéfico para la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles. El ensayo llega a su final con el testimonio de Juliana Hatfield que, un poco como el resto, explica lo extraño que fue tener la oportunidad de capitalizar un éxito comercial repentino y verlo desvanecerse a muy corto plazo. Esa atención interesada de los medios les sobrepasó a todos, de distintas formas, y con la metamorfosis -la caída- del negocio musical piramidal de hace 25 años ahora conducen sus carreras desde lugares menos esclavizantes o potencialmente inestables.
Lo curioso es que Juliana, que la semana pasada también…

Escenarios: Françoiz Breut - Institut Français (Barcelona), 21 de abril de 2017

Imagen
Fotografía principal: Mathieu Olingue
Varios fuimos los que nos enteramos de la visita de Françoiz Breut al Institut Français de Barcelona la mañana del mismo viernes que se celebraba la velada. Admitamos cierto despiste por nuestra parte, venga; pero es que el alto en la ciudad condal fue un añadido de última hora a la que está siendo una gira bastante completa, que tendrá a Françoiz viajando por España hasta finales de este mes. El chocante sigilo alrededor de una cita tan especial (¿quizás porque el enclave no era una sala de conciertos per sé?) hizo del recital una especie (una suerte) de pase privado para menos de un centenar de afortunados, esparcidos en un patio de 300 butacas. Diría que fue un lujo -añadamos un precio de entrada irrisorio-, pero que pudiera deleitarse más gente de una manera tan fácil, cómoda, y que simplemente no se supiese, es también una lástima.
"1997/2017 ¡seguimos vivos y tocando música!", se lee en un rincón de su página web; una expresión de e…

Imperdible: Dead Can Dance - "Spleen and Ideal" (1985)

Imagen
Se me quedó grabado un fotograma de los varios que adornan, con imágenes de una sombría naturaleza, el documental en que Clive Collier retrató con extraordinaria sensibilidad el mundo a través de los ojos de Lisa Gerrard (voz, yangqin, teclado, etc). Atravesada sobre una grieta en un suelo de tierra árida y seca, reposa una pluma blanca impoluta; inmóvil. Es como una tirita puesta en una herida inabarcable. La sola visión de ese elemento etéreo parece tener poder para insuflarle vida al paisaje que lo rodea y transformarlo; una alegoría, quizás, de la cabida espiritual y curativa que tiene una voz como la de Lisa cuando alcanza el núcleo del alma humana, sin caretas ni ligaduras a las reglas de la música occidental contemporánea. La de Dead Can Dance es una música rica y mayestática, tan lúcida en su constante búsqueda de la conexión con la naturaleza del ser y la pureza de los sentimientos que para Gerrard y Brendan Perry (voz, guitarra, teclado, percusión, etc) siempre fue inconce…

Caso abierto: Boss Hog - "Whiteout" (2000)

Imagen
En los Estados Unidos, la palabra "whiteout" se utiliza para referirse al corrector líquido de color blanco. Con la raíz en el nombre de la marca más exitosa del producto en esos lares, acabó figurando en su diccionario igual que tenemos el "típex" en el de la Real Academia Española. Diría que el mote inglés tiene más cuerpo que el nuestro; para empezar, el mismo blanco figura en su composición y suena como si realmente pudiese arrasar con todo. Es un eslogan en sí mismo y, de hecho, como título, era una consigna muy buena -directa, gráfica, de impacto- para anunciar y describir el disco con el que Boss Hog regresaban en 2000 tras cinco años de silencio insólito en su trayectoria, habiendo registrado una actividad discográfica bastante regular entre 1989 y 1995.

El blanco es insignia de lo que está por estrenar, de lo impecable; también de desinfección y hasta de barrido. Un fundido en blanco ilustra a veces una pérdida de consciencia o un coma. Cuando tenemos una …

Escenarios: El Último Vecino + Presumido - Salamandra 2 (L'Hospitalet de Llobregat), 25 de marzo de 2017

Imagen
Fotografía de Magda Martínez
El Salamandra 2 de L'Hospitalet de Llobregat dio asilo, el sábado, a un doble cartel marcado por la fina vanidad, eso que una vez tituló una canción de Extraperlo poseedora de una poesía -en boca de Borja Rosal- que se echó en falta en varios momentos de esta noche programada dentro del Let's Festival. Reflexionar sobre cosas que no te convencen y hacerlo de forma constructiva es el verdadero reto de escribir sobre música e, imagino, de cualquier otra disciplina artística que te apasione. Si cuando algo está en sintonía con lo que nos gusta conectamos rápidamente referentes que respetamos, revivimos emociones potentes y con ello multiplicamos lo especial que nos parece, el caso contrario puede llevarnos a tener la misma habilidad para hacer conexiones en negativo y con vehemencia. Me ocurrió esporádicamente según se desarrollaba la velada, es cierto. Pero si solo tuviese veneno que repartir con crueldad, no tendría inquietud por escribir este texto…

Escenarios: Maika Makovski - Teatre Casino l'Aliança (Barcelona), 23 demarzo de 2017

Imagen
Fotografías de Clara Orozco
Barcelona tuvo su prerrogativa en mayo del año pasado, cuando la ciudad fue la primera en acoger el directo de Maika Makovski en compañía del Quartet Brossa, pero apuntarse el tanto tenía doble trampa: fue dentro de la programación de un festival (White Summer) y todavía faltaba prácticamente un mes para que se publicase el disco Chinook Wind (2016). A causa de ese privilegio temprano -bendición y maldición-, en Barcelona hemos tardado en ver a esta combinación de artistas donde más puede disfrutarse de ellos; y es que en una gira pensada para teatros y auditorios el enclavado del escenario es esencial para el espectáculo. Makovski fue recibida ayer en el Teatre del Casino de l'Aliança con una afectuosidad desbordante, pero mentiría si dijese que fue algo excepcional, porque la respuesta de su público siempre tiene ese punto febril y vibrante cuando la he visto actuar aquí. Nada más acabar el segundo tema de la velada se le hizo una ovación larga, más p…