Entradas

Caso abierto: Marianne Faithfull - "A Secret Life" (1995)

Imagen
Poco podía imaginarse Marianne Faithfull cuando la vio por primera vez, colocada de ácido en 1967, que estrenaría la década de los 90 instalada en una casa de campo a media hora de Dublín llamada Shell Cottage, bautizada así porque sus muros, techos y varios recovecos están decorados casi en su totalidad por una inconcebible variedad de conchas marinas. "¿Puedes creer que, mientras el resto del país estaba muriendo de hambre, el Duque de Leinster estaba importando conchas de todo el mundo para este capricho?", le comentaba a un periodista cuando ya llevaba más de diez años allí, en 2001. Era muy distinto a cómo había empezado las dos décadas inmediatamente anteriores: la de los 70, presa de la heroína y viviendo en las calles del Soho londinense, donde era protegida por los yonquis y podía usar la lavadora de un restaurante chino; la de los 80 -con la publicación de la que se considera su obra capital, Broken English (1979), aún flamante-, también en Londres, viviendo ya en…

Caso abierto: Sinéad O'Connor - "Universal Mother" (1994)

Imagen
La novena página del periódico The Irish Times, en su edición del jueves 10 de junio de 1993, traía impresa lo que parecía una reproducción fotocopiada de un libro de bolsillo; nueve estrofas de un extenso poema en dos columnas, en una tipografía parca. Al pie, la firma inclinada de Sinéad O'Connor, que pagó para disponer de una hoja entera en el diario más importante de su país donde poder suplicar, desde la humildad y la aflicción, respeto. "Dejad de hacerme daño por favor. De decir cosas malas sobre mí. He estado en el ojo público desde que tenía veinte años. Aún una niña triste. Pero entonces podía cantar porque no estaba asustada. Sé que he estado furiosa pero en realidad estoy llena de amor. ¿Creéis que podríais parar de hacerme daño? Me está ahogando". Los versos trascendían la disculpa por haberse ausentado del concierto benéfico Peace Together en Dublín pocos días antes y se convertían en la exposición desnuda -ni la primera ni la última- de una personalidad sen…

El despiece: Oh-OK

Imagen
"Fue Liverpool en el '63, San Francisco en el '69, Detroit y Motown en el '67, Nueva York en los 70, pero ahora es Athens, Georgia". Es una de las citas más rotundas entrecomilladas en un artículo publicado por The Washington Postel verano de 1984, donde se analizaba la extensión del fenómeno en que se había convertido el bullicio musical de esa ciudad, fundada aún no hacía dos siglos alrededor de la universidad más importante del estado y situada a una hora en coche de Atlanta. La cita es de Dan Matthews, uno de los editores de la revista Tasty World, que se inventó justamente en esa época para dar fe de lo que estaba ocurriendo ya no en los clubes, las salas de ensayo y los estudios de grabación, sino a causa de la repercusión incuestionable que estaban teniendo sus bandas mucho más allá de sus fronteras. Fue tal el mito que se construyó sobre las fiestas, las bondades, la tolerancia y el buen espíritu de los nativos de Athens que aún en 2010 costaba leer a Fre…

Momentum: Friends, St. Vincent, Chairlift; una quimera de pop de masas nutritivo para el s. XXI

Imagen
Manifest! (2012), de Friends; St. Vincent (2014), de St. Vincent; y Moth (2016), de Chairlift. Tres de mis discos favoritos en lo que llevamos de década. Dejadme que apostille que para mí es una proeza seguir encontrando alguno de estos entre las novedades que cruzan mi camino sin lograr entusiasmarme, y no voy a articular una queja retrógrada sobre la poca sustancia que tiene actualmente la música comparado con otros tiempos; simple y sinceramente diré que es cosa mía. Me he vuelto más cínico y suspicaz con la honestidad y la motivación que puedan tener los creadores de esta generación digital a la que al fin y al cabo pertenezco. A menudo preveo pose o imagino que muchos artistas escogen dedicarse a explotar un estilo determinado como quien lo elige mirando un menú, es cierto, pero al final todo se resume en que su música no me emociona. Cuando de manera paulatina me engancho a un álbum como cualquiera de estos tres, me alegra enormemente. No creo que nadie desee el tedio de sentirs…

El despiece: Bandit Queen

Imagen
La página web de NPR Music, sitio multimedia de la radio pública americana, lanzó a finales de julio una lista titulada Los 150 mejores discos hechos por mujeres y, debo admitir, me llevé las manos a la cabeza con la sola ojeada a ese enunciado. Los cerebros de la redacción, previsores con las reacciones de indignación espontánea como la mía ahora que el feminismo lleva una temporada de moda, se dan una palmadita inexplicable subrayando que la lista ha sido confeccionada por 50 empleadas de la radio. Mal: una vez más son ellas quienes tienen que reivindicar a las de su sexo, ratificando la dificultad que tienen los escritores varones para identificarse (o al menos admitir que lo hacen) con el trabajo de una mujer artista -más allá de la excepción- sin ser asaltados por un extraño complejo de inferioridad cuando sienten que podría figurar entre la sucesión previsible de deidades masculinas. Y la pequeña introducción prosigue explicando que la lista "reconsidera la música popular …

Imperdible: Cibo Matto - "Viva! La Woman" (1996)

Imagen
"Otro disco que me cambió la vida, otra opinión de la realidad que transformó mi visión de la música y de rebote mi realidad para siempre. (...) La música es divina, de una manera 'urbana', diría uno. Es tan ingeniosa, tan humana, tan llena de corazón y gracia, y aún así tan llena de ira y ganas de vivir. Todo está aquí, poesía surrealista incluida. Un álbum para convertirse en una mujer y celebrar ese desarrollo". Lo decía Laetitia Sadier (Stereolab) en 2014 para explicar por qué este disco de Cibo Matto estaba entre sus cinco elegidos para la sección (el juego) Essential Albums de la publicación digital Chart Attack. Cuando irrumpió a mediados de los años 90, este duo integrado por dos japonesas afincadas en Nueva York era recibido en los medios según los estereotipos que definían todo lo nipón que se infiltraba en la cultura occidental (a saber: estrafalario, infantil, encantador, mono) pero mientras tanto su mirada musical deslumbraba e inspiraba a quienes sabían…