martes, 21 de diciembre de 2010

Minutos: The Go-Betweens - 'Bachelor Kisses' (1984)




Hace dos días, topé con esta canción al hacerme con varios singles y EP's de The Go-Betweens, prácticamente todos los que publicaron entre 1978 y 1988, con la intención de conocer un poco más su trayectoria. Hacerlo a partir de los singles es una buena manera; tienes un acercamiento a lo que pretendieron ser canciones potenciales de los discos y acceso a gemas que fueron relegadas a cara b. Escuché varios aleatoriamente, haciéndome una idea del pop más saltarín de sus inicios bajo las chispas de la aguja del reproductor de vinilo y detectando claramente como a mediados de los ochenta su artesanía pop se volvía más depurada y atizaba corazones con la madurez conmovedora que tan bien dominarían ya en el largo 16 Lovers Lane (1988).


"Volvíamos de pasar las navidades en Nueva York, habiendo perdido a nuestra compañía de discos (Rough Trade) por el camino. Escribí la canción en inmigración, cuando me negaron entrar en el Reino Unido. La primera persona que la escuchó fue mi hermana. Dijo que debería cantarla Marianne Faithfull".
Grant McLennan, 1990

‘Bachelor Kisses’ es de esas canciones que me hizo dejar lo que estaba haciendo y prestar atención; un flechazo que se ha convertido en una pequeña obsesión durante algo más de cuarenta y ocho horas. En cuanto a lo musical, es uno de esos temas lo suficientemente accesibles como para hacer subir enteros la calidad de cualquier emisora de FM que hubiera arriesgado poniéndolo cada dos horas cuando se publicó, con ese toque de elegancia nocturna. Tiene la quietud y el aliento sensible de una confidencia, pero también la afectividad del amigo preocupado (¿secreto enamorado?) de una chica con una errante actividad sentimental que la perjudica. Una conducta promiscua que, ya es sabido, está mal manejada cuando se inmiscuyen las ilusiones improcedentes propiciadas por lo que uno quiere proyectar en una situación o cuando se toman al pie de la letra cosas dichas a la ligera.

Surcando este medio tiempo, la cadencia de la voz no necesita piruetas para emocionar genuinamente, y las palabras no precisan de cripticismo para eludir a la vulgaridad, aunque para el estribillo –apuntalado por los distantes coros de Anna Silva- construyen una hermosa imagen reveladora (“¿No vas a guardarte estos besos de solterón? Son para tu frente”) que sufre un giro al final de la canción (“No seas esclava de los besos de solterón, romperán su promesa”). No es un lavado de cerebro a favor de la monogamia, sino un toque de atención para no descuidar el amor propio.



‘Bachelor Kisses’ se publicó como single en agosto de 1984 y posteriormente apareció en el disco Spring Hill Fair, publicado en septiembre del mismo año.




* 'Minutos' debía ser una nueva sección en Picadura de Abeja que empezara a rodar en 2011 y me permitiera escribir con más frecuencia y de manera más automática sobre canciones destacables, pero la sensiblería propia de los previos a las fechas navideñas y el agradable e inesperado impacto de esta canción me han hecho adelantarlo al día de hoy.