miércoles, 4 de mayo de 2011

Minutos: Camera Obscura - 'Let's Go Bowling' (2001)



Cuando Camera Obscura empezaron a tener una repercusión notable en nuestro país y se dispararon como resortes las acusaciones de ser unos sucedáneos segundones de sus paisanos Belle & Sebastian, yo no sabía de qué se estaba hablando (ni me importaba), porque apenas conocía a Belle & Sebastian. Lo que sí que sabía es que la voz de Traceyanne Campbell, esa voz frágil que iba rompiendo pequeños hilos de sirope en la garganta conforme el aire salía y daba forma a las palabras, me tocó hondo muy rápidamente cuando les descubrí gracias a la reiterada programación del videoclip de ‘Eighties Fan’.
Mi maniobra con ellos fue la mía habitual al investigar a un grupo nuevo: consultar su discografía y hacerme primero con rarezas y caras b de los singles. ‘Let’s Go Bowling’ lo es y no lo es: fue originalmente el reverso del single de la mencionada ‘Eighties Fan’, pero cuando Elefant Records editó su primer disco en nuestro país ya entrados en 2002 (Biggest Bluest Hi-Fi había aparecido el año anterior en Glasgow), la incluyó de manera exclusiva en el tracklist.

Sus trabajos más recientes parecen producciones realmente exuberantes al lado de esta tímida viñeta acústica que dice mucho más de lo que parece. Aunque triste y confundida, Campbell parece querer esconderse de lo que la rodea habitualmente, agobiada, y toma la determinación de hacer cosas con su cuenta y alejar a los demás, con los que cree que ya no puede entenderse.

“No me creo nada, así que lo mejor es que te olvides de mí
es hora de que hagas la tuya y te unas al otro equipo,
olvídate de mí
da igual, he conseguido unos zapatos para jugar a los bolos
y son todo lo que puedo ver
con toda mi fuerza hice un strike
amigo mío, no te lo creerías”

Refuerza ese sentimiento individualista en el que necesita recrearse, muy determinada, pero a la vez se acuerda de lo duro que es estar sola: “Mis años de adolescente los desperdicié en mí misma / (…) He visto esa película cien veces o más”; y luego se reconoce preocupada por tener que dar explicaciones al respecto de su nueva actitud, esa que favorece al crecimiento personal que tanto anhela aún a costa de romper el círculo de acontecimientos rutinarios que la hacen sentirse atada: “¿Cómo le voy a decir a mis amigos que no voy a salir con ellos nunca más?”. No sé si lo hicieron a propósito, pero es curioso que la portada del single fuera justamente ese dibujo mediante unión de puntos de un teléfono, inacabado. Incomunicación.

A veces nos parece que estamos mejor completamente solos. Espiando ausentes, nos parece incluso que los demás están mejor sin nosotros. Tiramos por un camino y ya no nos acordamos de cómo volver atrás. Otras, la fuerza de voluntad no puede arrastrarnos tanto y todo se queda a medias. Y otras, todo es una mera nube que acaba deslizándose con el soplo, más o menos insistente según la ocasión, del viento.


'Let's Go Bowling' apareció en el single Eighties Fan, publicado en junio de 2001;
y posteriormente también en la edición española de Biggest, Bluest Hi-Fi (noviembre 2002)

También en Spotify



1 comentario:

Héctor dijo...

Lo de remedo de Belle and Sebastian se ha dicho, claro. Aunque a mí me gustan más Camera Obscura, sin mucho pensarlo