martes, 27 de septiembre de 2011

Minutos: Kristin Hersh - 'Cartoons' (1998)




"esta guerra no tiene importancia,
de un modo dulce y anticuado
como un juego al que jugamos
culpables de algo que ya olvidamos

no miraba fijamente, solo miraba a lo lejos
deslumbrada por algo que ya olvidé

toma, bébete esto, hemos estado aquí demasiado rato
actuar así es todo un arte
me callaré pronto, luego nos iremos a casa
cubiertos de tiritas y escayolas"

'Cartoons' es toda una excusa; si tuviera un blog estrictamente personal, Minutos se centraría más en el autor de la canción y en los datos históricos, en una lectura de las letras más objetiva y relacionada con él; quizás no aprovecharía esta sección para realizar una serie de análisis que en realidad se confunden con mi vida y conmigo mismo -aunque todos tenemos muy presente que al fin y al cabo nos apropiamos de las canciones de los demás porque leemos en ellas algo muy nuestro.

Esta canción, ¿qué dura? ¿Un minuto y medio? Tan poco y tan acertado para describir una situación agotadora que puede llevar horas, según se porten los "dibujos animados" a los que alude con regocijo el título. Kristin Hersh abrevia para explicar, de manera muy simple, lo absurdo de esas discusiones que se alargan sin llegar a ninguna parte; no con reiteraciones, no por posturas que nunca se concilian: únicamente por la incapacidad de salir de ese bloqueo en el que uno se mantiene sin quererlo. El silencio hostil es también una parte escabrosa de un conflicto. Querrías pedir perdón o tener un acercamiento con el adversario pero el temor y el orgullo te mantienen encerrado cual grito dentro de una aislada fortaleza de hormigón, dejándolo en poco más que un golpe sordo que se revuelve con la nada durante minutos. Minutos perdidos.

En el sentido estricto del silencio y el bloqueo soy un adversario muy complejo e incómodo; uno que sigue preguntándose qué es lo que busca con su actuación; qué necesita y qué pretende, y que aún no ha encontrado respuesta. Cuando ocurre, te sientes preso de algo que es diametralmente opuesto a lo que querrías, con la angustia que eso conlleva. También me fascina la relación de amor/odio que parecemos guardar los seres humanos con todo y con todos; cómo en un momento determinado puedes sentirte muy cercano a alguien y, como si de un fogonazo arbitrario se tratara, pasar a considerar que podría salir por la puerta y desaparecer sin que te inmutaras, aunque solo dure unos segundos.

Este tema de Hersh se ha disparado en mi cerebro de manera automática, básicamente porque conozco a la perfección los recovecos de su discografía y sé de dónde tomar un consejo, dónde encontrar una palmadita en la espalda o un tirón de orejas.


'Cartoons' aparece en el disco Strange Angels,
publicado en febrero de 1998