lunes, 5 de septiembre de 2011

Minutos: Yo La Tengo - 'Tears Are In Your Eyes' (2000)



La necesidad de afecto cuando tienes miedo, la idea constante de tirar de la manga y llamar la atención de cualquiera que pueda mirarte con la comprensión que necesitas y que te diga que todo va a salir bien cuando ya hace demasiado que parece imposible, puede llevarte a la más absurda y absoluta paranoia. Tu papel como víctima, todos tus errores y tus carencias empiezan a hincharse para asegurarte la limosna y apoyar los argumentos de tu mendicidad, algo que no es necesario y que ni reconocerías hacer de manera estudiada, ¿pero hasta qué punto es así? Al tiempo, percibes distorsionada la actuación de los demás; de repente nadie está lo suficientemente pendiente de ti, te parece que todo el mundo es dichoso y que apenas puede molestarse en atender un lloriqueo; te sientes ignorado y te crees que es porque perciben que eres tan poco como sientes que eres.

Todos estos espectros resultantes de la tristeza y del bloqueo ante las adversidades no son imperecederos, y una vez reconocidos deberíamos ignorarlos o simplemente saludarlos educadamente y esperar a que se debilitaran; como el que atiende a una visita que le disgusta con modales prácticamente protocolarios hasta que se va; igual que se enseña a pactar con las alucinaciones a quienes oyen voces o ven imágenes. Pero es un estado mental capcioso que te lo pone muy difícil. Estos días me han dado alguna que otra negativa a quedar, me han contestado algún mensaje sin despedirlo con un abrazo o he esperado respuestas a llamadas y cartas a las que solo ha seguido el silencio durante días y me ha hecho mas daño del habitual. Pero es que he ido a testar todos los frentes cuando más me nublaban los mencionados espectros. Así no puedes ganar.

Tears Are In Your Eyes no es una canción que me guste ponerme en busca de "cobijo para el incomprendido"; la verdad es que en un momento bajo es una partitura nada amable, porque hace que te enfade, que te entristezca el estar tan triste. Es como si te dijeran "Mírate, ya estás llorando otra vez". El revestimiento es cálido, es cierto, pero en el fondo te está diciendo que espabiles. Georgia Hubley, que en este tipo de canción lenta de Yo La Tengo siempre parece flotar sobre un pedazo de porexpan en un océano de calma imperturbable, canta con la ternura y el aliento de quien ya ha escuchado demasiados disparates, pero también con empatía hacia quien ya no sabe lo que es real, que lo ve todo mal ("Me dices que ya ha llegado el verano y que lo hace en mal momento / me dices que ha llegado el invierno y que ahora los días se te hacen largos") y que no ve manera de aligerar su pesar ("Tienes lágrimas en los ojos / todas las noches").

Frases directas y tópicos de reanimación ("Aunque no me creas, eres fuerte / (...) y ni te acordarás de esto / cuando acabe bien") y el verso que, en un giro melódico que no aparece en ningún otro momento en sus cuatro minutos y medio, hace que te des golpes en la frente: "Por favor, dime cómo puedes saber qué pasará mañana mirándote los zapatos".


Tears Are In Your Eyes apareció en el disco And Then Nothing Turned Itself Inside-Out, publicado en febrero de 2000





2 comentarios:

Africa dijo...

La versión que hizo Adem no se queda atrás... Qué genios estos Yo La Tengo.

Estanis dijo...

No conozco la versión, la buscaré :)