lunes, 12 de marzo de 2012

Minutos: Felt - 'Declaration' (1987)










Hace un tiempo le leí una anécdota a Kristin Hersh sobre como ella y Dave Narcizo (batería de Throwing Muses) eran miopes de adolescentes y tardaron mucho en llevar gafas. Cuando finalmente se las pusieron, contaba, a ella le dio la sensación de que el mundo real dolía. Bordes y siluetas afiladas, tajantes; colores primarios sin mezclar radiando una luz intensa. La imprecisión del desenfoque resultaba un lugar más cálido y acogedor que le permitía no verlo todo; a través de la suave neblina que recubría todas las cosas pesaba más la imaginación que el innecesario exceso de información proporcionado por la visión correcta. Dentro de la discografía de Felt, 'Declaration' suena a momento decisivo de enfoque  y demasía de realidad.

Conocida es una cita de Lawrence Hayward (voz y cerebro de la banda de Birmingham) en la que decía que el objetivo que tenía para Felt era publicar diez discos y diez singles en diez años, y de hecho así fue: suya es la década comprendida entre 1979 y 1989; pero cabe preguntarse si hubiera desarrollado ese plan (que suena ideado a posteriori aprovechando la coyuntura de la repetición del número 10 y para ocultar un orgullo quizás herido) más allá de esa restricción si hubiese disfrutado de una suerte más favorable. Su manera de entender el pop, envolviendo en un goteo de delicadeza esa voz profunda y sin pulir, siempre persiguiendo la materialización sonora de la belleza más immaculada y húmeda, hizo de Felt una banda de culto enseguida pero la incapacidad de transmitir a una mayor audiencia su particular visión, la sensación de la imposibilidad de crecer, frustró enormemente a Lawrence.

Lo que me ha chocado de 'Declaration' hoy cuando ha sonado entre otras canciones suyas en desorden han sido las palabras. Creo que no hay en ninguno de sus discos una canción tan pasivo-agresiva como ésta. Suyas podría recomendar una docena de canciones más redondas y melódicamente más destacables, pero hay algo en este breve poema, en la fuerza natural de su discurso, que se aferra a ti para que escuches:

"seré la primera persona de la historia
que muera de aburrimiento
y en mi epitafio se leerá
el segundo verso de 'Barco negro en el muelle'

lo dejaré estar, condenaré a mi raza
y clavaré un cuchillo en la cara de cualquier hombre
que se atreva a oponerse"

Reafirmación personal, sensación de absurdo e inmobilismo y un detalle auto-referencial: la mención de una antigua canción suya, 'Black Ship in the Harbour' (el verso al que alude la letra es "Fui un momento que pasó enseguida"). Felt llevaban ya ocho años de andadura y Lawrence se manifestaba aburrido del mundo y harto de no ser comprendido. Es un ajuste de cuentas por todo el trabajo no reconocido, una última mirada inquietante que deje a los despistados tan intrigados que empiecen a adorar al genio cuando ya ha firmado su defunción. Y a cuántos debió pasarles eso en su día. Musicalmente a penas son tres acordes, al principio enmudecidos bajo el susurro de la voz, que sube el volumen en el verso en el que debe subirla para rodearse de órgano y batería. 

'Declaration' apareció en el disco Poem of the River
publicado por Creation en 1987

Declaration by Felt on Grooveshark

También para escuchar en Spotify