Minutos: Lisa Germano - 'Lovesick' (1996)

Uno busca "Lovesick" en un diccionario online como puede ser Wordreference y la traducción es un literal "Enfermo de amor". Más abajo indica: "También aparece en estas entradas: 'mal'", dirigiéndonos directamente a la expresión "mal de amores". Andaba convencido -mal rastro- de que "lovesick" ni siquiera tenía una traducción al castellano que aludiera a la parte del padecimiento, y de hecho aunque "enfermo" y "mal" son palabras explícitas, combinadas para explicar lo que significa son demasiadas letras; no me parece que tengan la contundencia de ese único vocablo en inglés. O quizás es que la carga viciada de significado me viene dada por relacionarlo con esta opresiva canción que Lisa Germano publicó en 1996 y que me asaltó hace un par de días escuchando un aleatorio de varios artistas, después de mucho tiempo sin tropezarme con ella. Saltó entre canciones desenfadadas y reaccioné dejándome intoxicar por su éter; no sentí una pulsión que me hiciera bajar el volumen por insoportable.

Si algo se le ha dado bien a Lisa Germano en sus más de veinte años de carrera es crear atmósferas de todo tipo, desde mágicas y reconfortantes a turbias e infinitamente incómodas, pero a mí siempre me han parecido irresistibles y sobre todo valientes. En 1999, 4AD (discográfica que le había publicado cuatro trabajos) hizo saber a Lisa que no iban a publicar más discos suyos por no cumplir sus expectativas comerciales, después de entregar el que paradójicamente quizás sea su disco más tierno y estimulante para los oídos menos educados, Slide (1998). Extraño que una discográfica que ya había publicado referencias turbadoras de la autora como Geek the Girl (1994) o el Excerpts from a Love Circus que alberga este 'Lovesick' tuviera determinadas pretensiones en cuanto al total de copias vendidas, pero la verdad es que 4AD estaba en una encrucijada importante a finales de los 90, cuando su director y alma de su filosofía Ivo Watts-Russell estaba a punto de dejarlo y muchas de sus bandas insignia´habían desaparecido por un motivo u otro.

Habrá quien diga "difícil", y al que le parezca que lo que aquí se plasma (ya no con palabras, sino musicalmente) es pornográfico, pero yo seguiré diciendo "osada". No puedo calificar de otra manera a una composición que recoge de una manera tan mortecina el arrastrado dolor de cabeza de esas horas en las que el amor y el suplicio son un mismo ente, que se abre con una frase que parece cómica que no lo es en absoluto: "'No eres mi Yoko Ono' / esas fueron las palabras que me dijiste". En una entrevista de 1996 explicó que se lo había dicho una pareja literalmente: "No me había dado cuenta de que estaba viviendo el mito de dos personas que atraviesan la vida juntas y se apoyan mútuamente en todo, hasta que él me dijo eso. John Lennon era un hombre muy artístico. Podía haber tenido a cualquiera en el mundo -pero eligió a una mujer que le retaba, y se convirtieron en almas gemelas. Que esta persona me dijese eso significaba 'Nunca te quise, no eres lo bastante fuerte para mí, nunca fuimos almas gemelas'. Por supuesto, yo debería haber dicho simplemente `Sí, y tú no eres un puto John Lennon'".

"esas visiones de belleza,
esas visiones me cautivan
ilusiones de esperanza
que me vuelven loca
(...) dame un poco de inspiración
¿es por eso que me pegas?"
 
No solo el aliento de Germano suena pesado y desorientado, sino que da bandazos sobre un trémulo riff de guitarra y un cavernoso ritmo sostenido en unas palmadas que chasquean al fondo con sarcasmo, cruzándose con ese violín que repite borroso la melodía bajo su voz. Otro coro de violines chirriantes aparece eventualmente, sonando como una jauría endiablada. Hacia el final, Lisa rasga la voz y sube una octava gritando el título de la canción, como si no lo aguantara más, poniendo los pelos de punta.


'Lovesick' apareció en el álbum Excerpts from a Love Circus, publicado en septiembre de 1996.
Al año siguiente salió como single en una versión irreconocible remezclada por Underdog.
 

Comentarios

Miguel Ruiz ha dicho que…
Ésta mujer es una de las más grandes del panorama musical. Muy buena interpretación que además comparto. Creo que la Germano es la mejor creadora de las bandas sonoras de sueños infantiles. Tanto los dulces sueños como las más angustiosas pesadillas, pero siempre desde una mente inocente como la de una niña.

Saludos!
Estanis ha dicho que…
Estoy de acuerdo contigo Miguel; esa cualidad delicada y como de ensueño puede hacer de sus canciones algo verdaderamente tenebroso también.

Siempre es una alegría encontrarse a alguien que aprecie el trabajo de Lisa.

Un saludo!