Entradas

Mostrando entradas de julio, 2008

Directo: Hole - Brooklyn Academy of Music, 14 febrero 1995

Imagen
1995. Bien podría ser el año de Courtney Love. 1995, por supuesto, alimentado por los acontecimientos de 1994: el año después de la publicación del mejor disco de su grupo, Hole (otro día hablaremos del magistral Live Through This); el año después de la muerte de Kurt Cobain (no digo suicidio por el sanguinario debate que puede desencadenar, no digo asesinato por lo mismo)... El año en que Courtney, viuda rota por el dolor o desequilibrada autodestructiva que de algo se arrepentía, giró por todo el mundo con su espectáculo de catarsis mediática que acabaría de encumbrarla como personaje redentor del rock más imprevisto, peligroso, desafiante y subversivo. Fue la culminación del tinglado grunge, en cierta manera. Al finalizar la gira de Hole y entrar Courtney en Hollywood a los pocos meses (como protagonista de El Escándalo de Larry Flint de Milos Forman, no como cuando asistió a la fiesta que organiza la revista Vanity Fair la noche de los Oscar, acompañada de Amanda de Cadenet, para…

Boxset: Cat Power - "In the Wind I Crunch (cd1: 1994-1998)"

Imagen
No titubearía al afirmar que Chan Marshall es la artista más prolífica que jamás se haya topado en mi camino hasta ahora. Su ritmo discográfico quizás se ajuste más al de sus contemporáneos (un disco cada dos, tres años) pero hablando de canciones desperdigadas, nadie está a su nivel de estrenos y de temas inencontrables: singles, epés, colaboraciones, sesiones radiofónicas y grabaciones en directo de puñados de canciones (versiones y originales) que no tienen lugar en sus lanzamientos oficiales o que simplemente están en un estado excesivamente primerizo y que luego encuentran su rincón en un tracklist, cobrando finalmente sentido después de haberlas tocado alrededor del mundo durante tres años.

In the Wind I Crunch es un repaso a esa fascinante carrera paralela de Cat Power a través de grabaciones de diversa procedencia pero seleccionadas con esmero por su calidad sonora e interpretativa, de la cual hoy destapamos el primer volumen que abarca el periodo que va desde 1994 hasta 1998.

El despiece: El Regalo de Silvia

Imagen
Como a muchísimas cosas, al nacimiento de la escena indie española llegué tarde. A pesar de que en casa mi padre escuchaba todas las tardes Radio 3 en la habitación en la que trabajaba, no fue hasta 1996-97 que empecé a escucharla por mi cuenta, cuando tenía 12 años. Recuerdo que fue a raíz de unos especiales de actuaciones en directo que programó Julio Ruiz en Disco Grande en verano, que llamaron mi atención por emitir temas de la actuación de PJ Harvey en Glastonbury de 1995, a quien había descubierto viendo el videoclip de 'Down By the Water' un mediodía en Canal + (exacto; aunque parezca mentira, fue en la media hora televisiva de Los 40).

Al Diario Pop de Jesús Ordovás lo pillé en la época en que pasó a emitirse a las once de la noche, y solía escucharlo antes de dormirme o grabármelo si tenía demasiado sueño como para aguantar. Disco Grande también ocupó durante un tiempo la franja de la medianoche en esa época. Ahí empecé a identificar a muchas de las bandas que aparec…

Imperdible: The B-52's "Mesopotamia" (1982)

Imagen
En mi casa no tuvimos tocadiscos hasta que yo tuve unos seis años; desde que nací hasta entonces, lo único que vi por ahí fueron cintas de cassette que solíamos llevar en los cajones de las puertas del coche, grupos como The Sugarcubes, Propaganda, Eurythmics, Laurie Anderson o Siouxsie and the Banshees. Por lo visto, había una gran colección de discos de mi padre de la que nunca me habían hablado y cuando llegó el tocadiscos a casa, uno que era de mi tío y del que nos acabamos adueñando temporalmente no sé por qué, todos esos vinilos desembarcaron junto a él en una caja tan fascinante para un crío como una hilera de colores Plastidecor por estrenar, todavía ordenados por tonos (aunque de la caja de discos lo divertido era, precisamente, su orden aleatorio lleno de sorpresas). Mi padre se dedicó entonces a grabar recopilaciones de varios grupos para renovar la banda sonora de los viajes y, entre otras cosas, sin darme cuenta me convertí en un incondicional de The B-52's a raíz de …