miércoles, 25 de enero de 2012

Minutos: The B-52's - 'Give Me Back My Man' (1980)










En el cancionero de The B-52's rara vez se masca la tragedia, y si ocurre durante el transcurso de un disco tan impetuoso como Wild Planet (1980) -que pertenece a esa categoría de segundos discos que suponen un equilibrado complemento a un debut excelente-, aún llama más poderosamente la atención. De tener que hacerlo alguien, eso sí, solo podía ser Cindy Wilson (voz, percusión): sus contadas interpretaciones en solitario en los álbumes de la banda siempre son arrebatadoras. Donde Kate Pierson (voz, teclado, guitarra) es aérea, helada y misteriosa, con una voz limpia que uno puede llegar a confundir con las notas más agudas del órgano, Cindy desata una voz llena de impurezas y salvaje, sonando apasionada de una manera despreocupada muy curiosa y única (revisen sus archivos y recuperen 'Hero Worship', 'Downtown' o 'Loveland' para ilustrarlo).

Corre el rumor de que la letra de 'Give Me Back My Man' (que se extrajo de Wild Planet como single) está inspirada en una historia verídica, el ataque de un tiburón a un novio que tenía en la época la propia Cindy, pero no hay declaraciones de los miembros que avalen tal afirmación. Es indudablemente un tema marcado por la ausencia, que a primera vista podría asumirse como la pérdida del enamorado que acaba con otra mujer (el imperativo "Devuélveme a mi hombre" suena a encuentro físico e irreflexivo), pero hay detalles embellecedores aquí y allí que hacen que la narración huya de esa obviedad y pese más la desdicha del protagonista en el mar.

"saliendo de Korvettes
un paquete en la mano
le hace señales a las gaviotas
tira divinidad sobre la arena"

Korvettes era una cadena de tiendas muy conocida en América que vendía productos a bajo precio, fundada en los años cuarenta y desaparecida el mismo año que se publicó la canción. La protagonista sale de la tienda y se dirige a la playa a distraer a las gaviotas para que no se coman al ahogado; la elección de la palabra "divinity" se presta al doble significado: "divinidad" son también un tipo de galletas populares en los Estados Unidos desde principios del siglo XX. Sea un tiburón como se ha dicho por ahí u otra criatura, queda claro que Wilson mantiene una conversación irreal con ella para pactar una tregua que sacie un dolor insostenible, palpable en la desesperación de la voz, sobre todo en los lamentos finales: "Te daré pescado, te daré caramelos, te daré todo lo que tengo en las manos".  

Con absoluta ausencia vocal de Fred Schneider, que a pesar de ello figura junto a los demás como compositor, el tema se desarrolla sobre una persistente línea de bajo tocada al teclado y la batería de Keith Strickland salteada con pequeños samples rocosos, y tiene una estructura que conduce hábilmente a la canción desde la tensión nostálgica de las estrofas ("Se corta el pelo y grita su nombre") hasta el destrozo de la súplica posterior. Cindy tiene todo el protagonismo vocal, contando con el apoyo de Kate solo en los estribillos, y el fallecido Ricky Wilson entrega una de sus imprevisibles y surferas interpretaciones con esa guitarra que nunca necesitaba tener todas las cuerdas.


'Give Me Back My Man' apareció en el álbum Wild Planet, publicado en agosto de 1980, y luego se extrajo como single en el mismo año. Aparece remezclada en Party Mix! (julio 1981)